La Psicologia desde una perspectiva Transpersonal

Publicado en Revista “El sendero del medio” N°30

“El terapeuta transpersonal se ocupa de todos los sucesos que emergen a lo largo del proceso terapéutico, incluidos los asuntos mundanos, los datos biográficos y los problemas existenciales. Lo que en realidad define la orientación transpersonal es el modelo de la psique humana que reconoce la importancia de las dimensiones espirituales o cósmicas y el potencial evolutivo de la conciencia.” (Stanislav Grof)

Se sabe que el hombre solamente es capaz de percibir un porcentaje muy bajo de los sucesos que lo rodean. Muchas son las causas de esta circunstancia. Entre ellas: la limitación de los sentidos, el sesgo ideológico que en general mediatiza la comprensión, la tendencia a dar valores a las cosas; la propensión a negar que existe lo intangible, la inclinación a constreñir la naturaleza en algo que solamente puede apreciarse desde una perspectiva material o a través de escasos cinco sentidos, por mencionar algunas. Por suerte, este siglo está gestando grandes cambios, especialmente en los cimientos del modelo científico, cuestionando lo que se cree “la forma correcta de conocer”. Algunos descubrimientos, principalmente desde la física cuántica, revelan que el hombre no puede ser un observador parcial, ya que modifica lo que observa. Al intentar apreciar la composición de la materia, actúa sobre ella disparando alteraciones. Analizando el citado hecho desde un modelo científico tradicional, se podrían desestimar las condiciones de observación – y de hecho fue lo que le ocurrió durante largo tiempo a la física cuántica, provocando rechazos y escaso reconocimiento a su labor. Pero si no desestimamos nuevas formas de observación participante, si nos atrevemos a ser parte del proceso en el abordaje de lo intangible, si nos animamos a la expresión de la energía sin sustancia, entonces se abre un universo nuevo. Estamos en las puertas de un conocimiento revolucionario, inconmensurable.

Desde la Psicología se intenta atravesar ese límite y el resultado es la eclosión de una nueva Psicología, la “Transpersonal”. Aunque en la raíz etimológica de la palabra Psicología aparecen “psique” (alma) y “logos” (conocimiento), durante los siglos XIX y principios del XX, esta ciencia solamente compartió criterios materialistas con el modelo imperante, negándose la posibilidad de estudiar aspectos sutiles del alma. Por suerte, algunos pensadores como Carl Jung, Roberto Assagioli, Abraham Maslow, Stanislav Grof y Ken Wilber, descubrieron que existía otra realidad menos tangible, espiritual, por llamarla de alguna manera, más próxima al concepto antiguo de “Alma”. A partir de allí se tendió un puente hacia la aceptación de la espiritualidad del ser humano. Estos librepensadores fueron los precursores, los artífices de la “Psicología Transpersonal”. Actualmente la Psicología Transpersonal es una corriente que se ocupa especialmente de los aspectos normales, ampliados y alterados de la conciencia, la meditación, los modelos de salud psicológica, las experiencias cumbre, las experiencias místicas, las implicaciones de la física moderna. Su trabajo de investigación finaliza en teorías sobre estos aspectos, que coadyuvan por un nuevo paradigma científico más plural. Podría decirse que para la Psicología Transpersonal, el objetivo principal del desarrollo humano es la trascendencia del sentido de sí mismo, el avance hacia la identificación con una conciencia mayor, total.

Written by 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *